sábado, 7 de mayo de 2011

La Vanguardia, Edición del martes, 28 mayo 1918, página 12

En el espacioso comedor del Real Colegio de las Escuelas Pías, se ha celebrado una fiesta muy simpática en honor de los jóvenes pupilos que cursaron en las Escuelas Industriales los respectivos peritajes durante el año académico y que obtuvieron el título con notas que demuestran su aprovechamiento.

Tuvo efecto una comida íntima, tomando parte don José Armengol, don Manuel Vílaseca, don Enrique Calabuig, don Sebastián Casanovas, don Luis Tey, don Lorenzo Pla y don Eduardo Vidal, presididos por el sabio escolapio, director del pupilaje, Padre R P Adolfo Roger.

Al final de la comida pronunciaron elocuentes discursos don José Armengol y don Luis Tey, llenos de efusión y cariño para con la Escuela Industrial, y en particular para con la Escuela Pía, diciendo que, al obtener el título de perito, se hará merecedor del mismo para colocar, como se merece el buen nombre de las citadas Escuelas.

El padre director, Adolfo Roger, en nombre de la Escuela Pía, dio las más efusivas gracias a los jóvenes péritos con elocuentes frases les alentó a fin de que en el día de mañana sean hombres de provecho y de rectitud a la par que ciudadanos conscientes para cumplir con sus deberes religiosos y morales para la Escuela Industrial y sus distinguidos profesores, asi como para el pupilaje de las Escuelas Pías, el tributo de la memoria y la gratitud a fin de que con el tiempo tan santa semilla de los frutos apetecidos.

Concluyó el acto ofreciéndose mutuamente, saliendo los alumnos para sus respectivos domicilios

También esta ciudad se ha visto visitada por la gripe siendo varios los individuos atacados de este mal.

—Alas.

1 comentario:

xixe dijo...

Encontré este blog a través de LilVia y lo encontré muy interesante. Quisiera seguir leyéndolo. Saludos.