domingo, 21 de marzo de 2010

La Vanguardia Edición del sábado, 25 marzo 1916, página 5

Ayer llegaron a esta ciudad, con objeto de visitar al ex-director general del Comercio y de la Industria, don Alfonso Sala, para testimoniarle su incondicional adhesión a causa de su dimisión, los que componen la minoría monárquica del Ayuntamiento de Barcelona, que son los concejales señores Grané, Llopis, Ventosa y Mauri; los diez presidentes de los círculos liberales de los distritos de esa capital, y cartas de adhesión al acto de los señores Roig y Bergadá y Bosch y Alsina.

Como el señor Sala se encontraba ausente, fue recibida dicha comisión por la distinguida esposa del homenajeado, a quien ofrecieron sus respetos los comisionados, redactándose un telegrama, que se mandó a París, dando cuenta a nuestro ex-diputado del homenaje que los liberales querían tributarle.

Seguidamente se celebró un banquete en el Hotel Peninsular, siendo invitados varios periodistas, entre ellos el corresponsal de LA VANGUARDIA, pronunciándose a la hora del champaña varias frases de afecto y adhesión en honor del señor Sala por los señores Grané y Llopis, considerándosele como a uno de los, políticos más honrados y que sin su dimisión el conde de Romanones no habría otorgado los depósitos francos.

Después visitaron el Círculo Egarense y las Escuelas Industriales, siendo recibidos y acompañados por el director, señor Baltá de Cela, y los catedráticos señores Caro y Morera, quedando maravillados de dicho centro de estudio, que lo consideraron como uno de los mejores en su clase.

En el tren de las ocho regresaron a esa, lamentando no haber sido posible ver al señor Sala, a quien deseaban tributar un homenaje como desagravio a la carta de su jefe, señor conde de Romanones.

—Alas.