lunes, 13 de febrero de 2012

La Vanguardia, Edición del jueves, 15 abril 1920, página 13

Esta madrugada, a las cinco, los pitos de alarma han anunciado al vecindario que un voraz incendio destruía por completo la fábrica de tejidos y novedades que poseía en la Rasa la señora viuda de J. Marcet Poal.

Seguidamente han acudido al lugar del suceso los bomberos y gran número de personas: pero desgraciadamente desde los primeros momentos se ha visto que el fuego era de tanta magnitud, que era imposible atajarlo, no obstante los esfuerzos que han hecho los bomberos y vecindario han sido muy elogiados por haber evitado que se propagara a otros cuerpos del edificio, contiguos a la cuadra incendiada.

Han quedado completamente destruidas todas las máquinas del surtido, selfactinas, telares y grandes cantidades de materias; igualmente el edificio es todo un montón de ruinas, valorándose
las pérdidas en más de un millón de pesetas.

También desde los primeros momentos han acudido todas las autoridades, la Cruz Roja con varios números de camilleros, al mando de su jefe señor Ramoneda, fuerzas de la guardia civil y policía.

Hasta el mediodía los bomberos continúan arrojando con las mangueras grandes cantidades de agua para apagar por completo el fuego.

—Alas.