miércoles, 9 de diciembre de 2015

La Vanguardia, Edición del viernes, 20 junio 1930, página 7

Horrible desgracia.

 

Cuatro niños desaparecidos

 

Nos comunica nuestro corresponsal en Tarrasa que el miércoles, a primeras horas de la tarde, empezó a obscurecerse el firmamento, descargando seguidamente sobre la población una tromba de agua, acompañada de granizo con retumbantes truenos y relámpagos. En el momento que empezó el temporal cuatro muchachos de doce a quince años se refugiaron en la gran colectora del sector Sur-Oeste y sin darse cuenta del peligro que corrían, estuvieron dentro de la cloaca metidos hasta que las aguas los arrastraron hacia el río Llobregat.

 

Las familias de las víctimas, en vista del retraso en llegar a sus domicilios, dieron parte a las autoridades y éstas seguidamente circularon las órdenes oportunas para averiguar el paradero de los desaparecidos. Después de grandes trabajos ayer lograron encontrar el cadáver de uno de los muchachos cerca de Rubí, en un cañaveral, y los otros tres se cree que las aguas los arrastraron hasta el río Llobregat. Las autoridades y vecindario de Rubí ,al tener noticia del suceso, salieron hacia la riera que baja de Tarrasa, trabajando con gran interés para coadyuvar a los trabajos que se hacen en la vecina ciudad en busca de los desaparecidos. El suceso ha causado gran pesar en Tarrasa, por tratarse de familias muy queridas en el barrio de la calle de San Lorenzo, donde habitaban.