martes, 21 de octubre de 2014

La Vanguardia, Edición del jueves, 16 junio 1927, página 19

El pasado sábado tuvo lugar en el restaurant Patria la cena íntima organizada por los antiguos alumnos del Real Colegio Tarrasense, asistiendo cerca de un centenar de ésta.

En nombre de la comisión organizadora, don Álvaro Vinyals dió las gracias a los concurrentes y en especial a los que fueron profesores del Colegio don Pedro Vacarisas y don Juan Perich, que honraron la presidencia; dedicó un piadoso recuerdo a los maestros y compañeros difuntos y expresó el deseo de que el título de antiguo alumno del Colegio Tarrasense fuera el lazo de afecto y apoyo mutuo.

A continuación hizo uso de la palabra don Juan Casamada, pronunciando frases de afecto para los compañeros y deseando se celebre cada año este acto de pro compañerismo; don José Ullés, en tono humorístico, relacionó sus ideas de afecto y consideración con las diversas operaciones aritméticas; don Juan Vallés y Pujals hizo un elogio merecido de los antiguos profesores, reconociendo que la enseñanza dada era mejor que la de los centros de cultura de entonces, y aún del presente, proponiendo se hiciese coincidir la nueva reunión con un acto de homenaje al que fue director del Colegio el doctor Cadevall, con el cual se contaría con el apoyo del alcalde de Tarrasa señor Ullés, alusión que recogió este prometiendo hacer lo debido si bien el Ayuntamiento ya había dado el nombre del doctor Cadevall a una plaza de la ciudad: don José Rigol se felicitó de ver todos congregados, haciendo revivir aquellas satisfacciones y penas de la vida escolar y propuso se constituye una Asociación que diera carácter permanente a estas iniciativas; don Salvador Maluquer dijo que una de las obras positivas que podrían llevarse a término sería la continuación de la Flora de Cataluña, que con tanto éxito empezó el doctor Cadevall; don Domingo Palet y Barba, a petición de algunos compañeros, dio una ligera explicación de la prospección subterránea que es el tema del día en el mundo científico; don José Prat se adhirió a las manifestaciones de los campaneros insistiendo para que el próximo año se celebrase la fiesta en Tarrasa.

La comisión regoció las ideas expuestas y prometió constituir un comité para su estudio. Se acordó también dirigir a cada profesor un mensaje de afecto y gratitud que firmaron todos los presentes.

Después de leer las afectuosas cartas que dirigieron los profesores señores Castarlenas, Pineda, Verneda y Antic, que no pudieron concurrir al acto por su estado de salud, y que fueron aplaudidas con entusiasmo, don Pedro Vacarisas, en nombre de los profesores, dio las gracias a todos los asistentes y verdaderamente conmovido dijo se consideraba muy feliz  al encontrarse con los antiguos alumnos y estimados amigos.

Se aplaudió la atención del compañero don Isidro Armengol, que vino expresamente de Madrid, donde reside, para asistir a la fiesta. También se elogió la labor de don Daniel Jufresa, alma de la comisión organizadora y el meritorio dibujo de don Antonio Badrinas, que figuró en los menús, y que representaba el barco del destino, en frente de la silueta del Real Colegio.

— Sala.