lunes, 20 de octubre de 2014

La Vanguardia, Edición del miércoles, 15 junio 1927, página 19

Antes de salir para su nueva residencia de Palma de Mallorca fue ayer obsequiado con una cena íntima por sus compañeros de consistorio el concejal don José Marcet Pujol.

A la hora de la champaña el alcalde don José Ullés levantó su copa para lamentar la pérdida de un compañero tan leal y trabajador. Concluyó su peroración el señor Ullés ofreciendo en nombre de los concejales aquel modesto obsequio que si su valor era poco en cambio contaba con el beneplácito del consistorio.

El señor Marcet Pujol dijo que no sabia como agradecer la distinción que le hacían sus compañeros del municipio y que se llevaba a Palma de Mallorca el recuerdo y respeto que había sido objeto durante su gestión y que en cuanto a su obra sólo le había guiado su amor y cariño a Tarrasa.

El señor delegado gubernativo don Jorge Villamide sale hoy con su familia para Port-Bou, con quince días de licencia.

Esta mañana en la iglesia del Santo Espíritu le ha sobrevenido un ataque de cuidado a la señora del ex presidente del Instituto Industrial señor Soler Suana.

Hace un tiempo muy caluroso.


— Sala.