domingo, 26 de octubre de 2014

La Vanguardia, Edición del martes, 21 junio 1927, página 7

Con un día espléndido empezó este año el tradicional «aplec» que el lunes de Pascua se celebra en la antigua ermita de Santa Margarita en la parte foránea de Tarrasa.

Numeroso gentío de Tarrasa, Sabadell y de todos aquellos alrededores acudió a la ermita situada en el centro de un suave valle. Por el pie de la ermita pasa la riera de las Arenas y a ella conducen diversos caminos desde Las Fonts, Tarrasa y San Quirico, etc., por lo que daba gusto ver el gran número de carruajes que circulaba por todos aquellos alrededores y el numeroso gentío que allí se había congregado.

Por la mañana se celebró una numerosa comunión en la misa que celebró el reverendo prior de Tarrasa en la que dijo una fervorosa plática, cantándose después los gozos de la Santa, número que no podía faltar por hallarse la ermita situada en propiedad del conocido coleccionista de gozos don Salvador Roca Ballber.

Después de comer salió de la capilla de Las Fonts.la procesión con la imagen de la Virgen del Rosario, haciendo el Via Crucis, siguiendo las estaciones situadas a igual distancia que las de Jerusalén, en el camino que conduce a la ermita de Santa Margarita.

Después el final del mes de Maria que se había rezado durante todo el mes en la ermita, con un sermón muy celoso como lo es el reverendo doctor Homs, párroco de San Pedro de Tarrasa y con el canto de los gozos.

Hubo después merienda general de la que participaron 150 niños de los catecismos parroquiales de Tarrasa.

Fue una fiesta simpática en un lugar espléndido, pues desde él se divisa la montaña de nuestra amada Moreneta, la atalaya de San Llorens de Munt y las alegres laderas de la riera de las Arenas con abundancia de casas de campo.

—Corresponsal