viernes, 2 de diciembre de 2016

La Vanguardia, Edición del martes, 09 agosto 1932, página 7

Los viajes del Presidente

En Argentona y en Tarrasa

Conforme decíamos en nuestra edición anterior, el sábado por la tarde el presidente de la Generalidad, señor Maciá, acompañado del señor Serra y Moret y de su secretario político señor Alavedra, estuvo en Argentona para asistir a la inauguración del nuevo servicio de aguas de aquella población y que constituía uno de los más importantes actos de la fiesta mayor.

El señor Maciá fue recibido por el alcalde de dicha localidad don José Calvet, tenientes de alcalde don Jaime Lladó y don Bartolomé Casabella; concejales don Francisco Batlle, don Jaime Solé, don Jaime Abril, don Juan Durán y don Juan Itxart; secretario del Ayuntamiento, don Santiago García Rica; juez municipal don Juan Collet; fiscal municipal, don Gaspar Codina; el oficial mayor del gobierno civil don Salvador Raboso, en representación del gobernador; los tenientes de alcalde de Barcelona don Ernesto Ventós y don Jesús Ulled; el ingeniero de la Compañía de Aguas de Barcelona, don Luis Soucheron; el presidente de la comisión mixta de Aguas de Argentona, doctor don José Farreró Viu; el capitán de la guardia civil, don Luis Salids; el Ayuntamiento de Mataró, compuesto del alcalde señor Abril; teniente de alcalde don Vicente Esteve, don Francisco Rossetti, don Pedro Torres y concejal don José Esperalbó y nutridas representaciones de las entidades culturales y republicanas de Argentona y Mataró.

En la Casa Comunal hubo una recepción, y después las señoritas Montserrat Bellatriu, Nuria Casanovas y Ramona Cot ofrecieron al presidente ramos de flores.

Luego visitó el señor Maciá una nutrida exposición popular de trabajos de arte, ejecutados por aficionados argentoneses, instalada en el salón de sesiones del Ayuntamiento.

En una tribuna levantada al efecto, tomaron asiento el señor Maciá, el representante del gobernador civil don Salvador Raboso, el consejero y diputado señor Serra y Moret, el alcalde de Argentona señor Calvet, el alcalde de Mataró señor Abril, el doctor Farrero, el alcalde de Masnou señor Ferrer, el teniente de alcalde de Argentona don Jaime Lladó y el teniente de alcalde de Mataró señor Rossetti.

Después de haber interpretado un coro dos composiciones, el alcalde de Argentona pronunció breves palabras inaugurando a continuación el señor Maciá la fuente que se ha instalado en la calle de Marina.

Hablaron después el señor Lladó, el señor Farrero y el señor Serra y Moret. El señor Maciá pronunció un discurso expresando el cariño que le merecen todos los pueblos de Cataluña. Dijo que el acto celebrado en la plaza de toros de Madrid fue un acto contra el pueblo catalán y por lo tanto un acto antipatriótico. Nuestra misión — dijo — es contestar a dicho acto con otros culturales y de afecto, para demostrar que somos dignos de las libertades que pedimos. El Estatuto que nos forman, no es el que votó Cataluña, pero confiemos; seamos optimistas. El pueblo obtendrá su triunfo. Debemos trabajar por la sanidad y la higiene, todo en bien de Cataluña. Amemos a los humildes, haciendo que su vida sea más llevadera. Con amor y abnegación, haremos que Cataluña tenga sus libertades. Empleemos todos los esfuerzos necesarios para que puedan sernos regateadas.

Todos los oradores y en particular el señor Maciá, fueron aplaudidísimos.

Acto seguido el señor Maciá hizo entrega al maestro don Francesco Burniol y a doña Encarnación Sans Santaló, de seis libretas de la Caja de Ahorros de Mataró para los niños Juan Recolons, José Juliá y Bartolomé Pinar y niñas María Casulá, Concepción Hernández y Petra Regoltá, con una imposición inicial de cien pesetas cada una, donativo del doctor Juvé Farrero.

Terminó el acto ejecutando la orquesta Planas «Els segadors».

Luego el señor Maciá, acompañado de los Serra y Moret, alcalde de Argentona y comandante Pérez Farras, pasó al campo del F C. Argentona, donde presenciaron el encuentro Copa Ayuntamiento, entre el U.S. Blanes y Argentona F. C, en el que venció éste por cinco goals a dos.

El señor Maciá salió para Tarrasa, siendo aclamado y despedido por las autoridades y otras personalidades.

En Tarrasa el señor Maciá se trasladó al Casal Cátala República, en cuya sala de actos se celebró un banquete de doscientos cubiertos que fue presidido por el señor Maciá.

Terminado el ágape, tuvo efecto el mitin de propaganda que se había organizado para solemnizar la constitución del Grupo Feminal del Casal Cátala Republicá.

Pronunciaron entusiastas discursos los señores Aymerich, Tauler y Trabal y las señoritas Nuria Oromí y Bargalló.

El señor Maciá elogió la actuación de los que trabajan para divulgar el ideario político y social de la «Esquerra Republicana de Catalunya».

Antes de terminar el acto se dio cuenta de un mensaje firmado por las mujeres aragonesas residentes en Tarrasa, y que fue recibido con grandes aplausos.