domingo, 16 de marzo de 2014

La Vanguardia, Edición del martes, 21 julio 1925, página 13

Ayer por la tarde se celebró en el Teatro Principal la fiesta escolar organizada por la directora y profesores de la Escuela de Párvulos numero 2 de esta ciudad, y en la que tomaron parte todos los alumnos y alumnas de la mencionada, escuela.

Presentaba el teatro brillantísimo aspecto, por los artísticos adornos con que lo habían engalanado y por la selecta concurrencia que había acudido a presenciar la fiesta.

Ocupaban el palco presidencial el delegado gubernativo don Jorge Villamide, el alcalde don Salvador Utset, el inspector de primera enseñanza don Emilio Soler, el señor arcipreste doctor don José Molera, el señor rector del Real Colegio de las Escuelas Pías don Salvador Marcó, los concejales señores Esmerats, Farrás y Arnaus, y varios maestros nacionales.

Empezó la fiesta con el cuadro dramático «La Gruta de Lourdes», muy bien presentada en trajes y decorado y excelentemente interpretada por las alumnas Gertrudis Argemí, Rosa Parés, Asunción Llorens, María Cadafalch, Concepción Calsina, Margarita Junyent, Mercedes Font, Pepita Bosch, Rosa Cusidó, Francisca Dulcet, Rosa Pañella, Fiora Prunés, Concepción Challer, Herminia Berenguer, Francisca Boada, Jaime y .Juan Fonte, Teresita Domingo y María Biosca.

En los entreactos se cantó y recitó lo siguiente:

«Les lletres», de Mas y Serracant, cantado admirablemente por las niñas del primer grado; «Prehemi», por los niños Balada, Graells y Batlle; «Jo y la escombra», por Paula Serra.; «La tortuga voladora», por Antonia Miró e Irene Borrás; «Mi canario», por Margarita Trenchs.

En el intermedio del segundo al tercer acto, la señorita de Barcelona doña Palmira Castellví honró la fiesta cantando con bien timbrada voz y exquisito sentimiento tres composiciones catalanas entre ellas la «Cansó del bresol», que fue muy celebrada.

Finalizado el cuadro dramático «La Gruta de Lourdes», la niña Adela Palmira, con gesto sobrio y adecuada entonación, declamó la ilustrada composición de Donoso Cortés «La Biblia», cantándose seguidamente «Les mentides» y «Sol solet» por la niña Adela Palmira que hizo los solos y las demás niñas de segundo, tercero y cuarto grados.

Terminó tan simpática fiesta con el canto a la bandera, entonado por todo el coro general del colegio.

Todos los pequeños actores fueron aplaudidísimos y la directora doña Magdalena Rosell muy felicitada por todos los concurrentes, y especialmente por el inspector señor Soler y el delegado gubernativo señor Villamide, en sus brillantes discursos con que dieron esplendor a la fiesta.