martes, 18 de marzo de 2014

La Vanguardia, Edición del martes, 28 julio 1925, página 19

En la tarde del último domingo fueron a bañarse al lago de Can Buguñá, situado a dos kilómetros de la población, cuatro jóvenes, uno de los cuales se separó de sus compañeros, pereciendo ahogado.

Sus amigos hicieron varias pesquisas, sin lograr encontrar el cadáver. Se supone que debió quedar enredado con las brozas y algas del fondo del lago.

El joven ahogado tenía 27 años y se llamaba Arturo Ballbé y Boada.

El semanario infantil «Alegría», que bajo los auspicios de un Junta de Damas y del Delegado Gubernativo don Jorge Villamide se publica en la ciudad de Tarrasa, prosigue con éxito sus instructivos concursos entre sus pequeños lectores, a los que estimula con premios consistentes en imposiciones de libretas de la Caja de Ahorros o de Mutualidad escolar y valiosos juguetes a fin de que desarrollen temas religiosos, morales y patrióticos.

En el último de estos concursos, sobre el interesante tema «Mejor manera de prepararse para hacer la primera Comunión», el jurado ha emitido el siguiente fallo: Premios. Número 1, Manolita Gómez, de Barcelona, alumna de la Escuela Nacional número 71, a cargo de doña María Mayoral. Número 2, Encarnación Guillen, de Águilas, Murcia, Escuela de doña Mercedes H. Serrano. Número 3, Buenaventura Rusiñol, de La Baella, Barcelona, Escuela Nacional de don Ramón Musoll. Número 4, Pedro Sils, de Flassá, Gerona, Escuela Nacional de don José Seva. Numero 5. Juan Bofill, de Pals, Gerona, Escuela Nacional de don Saturnino Hernández.

El día 22 del actual se mandó a los señores Alcaldes de los respectivos pueblos en donde residen los niños premiados, el regalo obtenido en el concurso, habiéndose dado aviso a los señores maestros para que pasen a recogerlo en la Alcaldía a fin de que lo entreguen al alumno favorecido con dicho premio.