domingo, 13 de noviembre de 2016

La Vanguardia, Edición del jueves, 23 junio 1932, página 26

RELLINÁS

El lunes último entre una y dos de la tarde descargó en este término una fuerte tormenta acompañada de relámpagos y truenos y de una lluvia torrencial con bastante granizo. Las calles se convirtieron en verdaderos torrentes. Una de las exhalaciones eléctricas fue a caer en la chimenea del domicilio del teniente de alcalde señor Vilá, ocasionando muchos desperfectos, pero sin que, afortunadamente, hubiera que lamentar desgracia personal alguna, lo que celebramos de veras.

Las constantes lluvias han hecho reaparecer la fuente de la Sayola, si bien el chorro no es, de momento, tan abundante como otras veces.

El régimen de tormentas perjudica mucho a los agricultores, pues por una parte les espera la siega del trigo y por otra no pueden olvidar los cuidados del sulfateo de las viñas para evitar la aparición del «mildiu».

Según anuncié el sábado llegó la primera colonia escolar de Tarrasa, compuesta de 42 niños al cuidado de los maestros de Tarrasa don Narciso Bohigas y de don Juan Colomer, pero el tiempo tormentoso los retiene y no pueden efectuar ninguna excursión. El jueves acompañados del maestro de la localidad don Ernesto Negre y sus discípulos, visitaran la fuente La Sayola.


—N.