martes, 18 de noviembre de 2014

La Vanguardia, Edición del jueves, 25 agosto 1927, página 21

Con la solemnidad acostumbrada han tomado posesión los nuevos concejales suplentes nombrados por el gobernador, haciendo uso de la palabra en nombre de ellos el señor Geis, contestándole el alcalde, felicitándose de que los nombramientos hayan recaído en personas tan prestigiosas de esta ciudad.

Con motivo del primer aniversario del fallecimiento del prestigioso industrial don José Guardiola Roca, se han celebrado en todas las iglesias de esta ciudad misas en sufragio de su alma, viéndose todas muy concurridas, prueba de las muchas simpatías que había gozado en vida tarrasense tan querido.

Ha sido trasladado a la iglesia de la Merced, de Barcelona, el vicario de ésta reverendo Pedro Simó, conciliario del Centro Social de esta ciudad.

Los técnicos nombrados para estudiar las causas de la explosión ocurrida en una casa de la calle de la Rectoría, prosiguen sus trabajos de investigación.

Ayer tarde estuvieron en el lugar del suceso para examinar algunos extremos sobre el mismo terreno.

En la junta de accionistas de la mina pública de aguas, el señor Palet y Barba leyó un dictamen técnico que, por su mucha extensión, nos vemos privados de dar a conocer al público, en el que concluye con la afirmación de que en el subsuelo del mismo local de las calles de San Valentín y Sociedad, que ocupa la mina pública, existen a una profundidad de 250 metros, aproximadamente, unas reservas de aguas que no pueden agotarse y capaces de proveer a una ciudad de cien mil habitantes.

Estas aguas, tiene calculado el señor Palet, que pueden subir por sí solas hasta setenta metros del suelo como mínimo para acabar de llegar a la superficie se necesitaría de fuerza motriz .

— Sala.