domingo, 30 de noviembre de 2014

La Vanguardia, Edición del jueves, 22 septiembre 1927, página 13

Para festejar el despido de permanencia en el hospedaje del Bar París durante el tiempo que sus familias han estado de veraneo, salieron anoche en cuatro autos varios individuos, entre ellos los señores Buxadé, Aymerich (don José) Bruqueta, Roca (don Jaime), el segundo teniente de alcalde don Emilio Roca, Barata (don Ramón), Jover, Calsina, Torras, Casanovas, Ballbé, Marinello, Palet y otros, dirigiéndose a la fiesta mayor de Collsuspina, donde tenían encargado el banquete, y, al pasar por el puente cerca de Moya el auto que conducía el señor Buxadé, por una falsa maniobra, díó un gran topetazo en la pared del puente, cayéndose de la carretera y lanzando a sus ocupantes a larga distancia.

Los señores Roca (don Jaime) y Buxadé sufrieron algunas heridas en diversas partes del cuerpo, que fueron curadas de primera intención. El auto quedó completamente destrozado por haberse roto la dirección, salvándose sus ocupantes de una muerte segura.

Al regresar del banquete otro nuevo percance sucedió a la misma comitiva, pues el auto que guiaba el chofer del señor Aymerich, al salir de Castelltersol y al llegar a una curva muy pronunciada, pasó el coche por el borde de la carretera, resbalando y cayendo el coche y ocupantes a un barranco de unos treinta metros de altura, dando el vehículo la vuelta de campana.

Sufrieron importantes heridas el fabricante señor Aymerich y su chofer señor Bruqueta.

Fueron conducidos a San Feliu de Codinas, en donde fueron atendidos debidamente por el médico de dicho pueblo y después de la cura de urgencia fueron trasaldados con toda clase de precauciones a esta ciudad, llegando a las cinco de la mañana, donde los médicos de ésta que ya estaban avisados por teléfono, se hicieron cargo de todos los heridos.

El parte facultativo dice que, aunque los heridos tienen heridas de importancia, de no presentarse complicaciones, será fácil su curación.

Por el domicilio del fabricante señor Aymerich están desfilando todas las familias de nuestra buena sociedad para enterarse del estado del herido.

Esta recibiendo muchas felicitaciones, por haber resultado ileso, el segundo teniente de alcalde presidente de la comisión de obras, don Emilio Roca.

— Sala.