sábado, 29 de noviembre de 2014

La Vanguardia, Edición del martes, 20 septiembre 1927, página 31

Se declaró un voraz incendio en la fábrica de borras propiedad del industrial don Alfonso Pujadas.

El incendio se produjo en la máquina diablo, extendiéndose seguidamente a una gran cantidad de trapos de seda, algodón y lana.

Debido al incremento que tomó el fuego, destruyó varias máquinas llamadas cardas y dos diablos, y parte del edificio.

Acudieron en los primeros momentos los bomberos, autoridades y numeroso público, que todos trabajaron para la extinción del siniestro.

La junta de gobierno de la Caja de Ahorros de esta ciudad, en su última reunión, presidida por el alcalde don José Ullés, acordó que para conmemorar el cincuentenario de la fundación de tan benéfica y social institución, entre otros donativos que se repartirán el día 14, de octubre próximo, fecha de la época de la referida fundación, acordó destinar cincuenta mil pesetas a la creación de un dispensario antituberculoso que se instalará en los terrenos del Hospital-Casa de Caridad.

Dicho acuerdo ha sido muy bien recibido por los tarrasenses, pues se notaba la falta de un establecimiento de esta índole.

Ha sido concedida la prórroga de un mes que ha solicitado la S. A. de Suministro de Aguas Potables, para proseguir los trabajos de la traída de aguas a esta ciudad.

—Corresponsal.