martes, 24 de junio de 2014

La Vanguardia, Edición del miércoles, 07 julio 1926, página 19

El acto más importante de los celebrados con motivo de la fiesta mayor ha sido el de colocar el retrato del tarrasense ilustre don Jaime Vallhonrat Rovira en la galería de ilustres tarrasenses.

Por dicho motivo han llegado este mediodía el capitán general, el gobernador civil, el general Correa, don Buenaventura Manet en representación del alcalde de Barcelona, el general Pons, inspector general de la guardia civil, representaciones de la Diputación provincial, Universidad, etc.

Constituida la presidencia en el salón de sesiones del Ayuntamiento, el general Barrera ha declarado abierto el acto, leyendo el secretario el acta de la sesión que el Ayuntamiento acordó colocar el retrato del ex alcalde don Jaime Vallhonrat en la galería de tarrasenses ilustres.

El alcalde don José Ullés descorrió la cortina que cubría el retrato del homenajeado, siendo saludado con grandes aplausos.

El ilustre tarrasense don Alfonso Sala y Argemí conde de Egara, leyó la biografía de don Jaime Vallhonrat Rovira, cuyo trabajo fue premiado con grandes aplausos y que por su mucha extensión no copiamos; no obstante, se trata de un trabajo modelo y de un canto al amor de la patria y de gloria a los hijos ilustres que se sacrifican por su patria.

El concejal don Miguel Domingo, en nombre de la familia dió las gracias por la fiesta celebrada y agradeció la presencia de las autoridades de la provincia por haber contribuido con su presencia a la brillantez de la fiesta.

El alcalde don José Ullés habló seguidamente de la personalidad del homenajeado, glosando párrafos del conde de Egara, para demostrar lo bien merecido que tiene el señor Vallhonrat para figurar en tan señalado sitio.

El general Barrera al levantarse fue saludado con cariñosos aplausos y hecho silencio hace un bosquejo de toda la biografía leída por don Alfonso Sala, diciendo que tanto él como el gobernador están identificados con todos los actos en que se encumbra a un hombre honrado y defensor de los ideales de la patria grande, diciendo que se sienten tarrasenses y que siempre asistirán a las fiestas en que se glose el amor a la patria. Hizo un caluroso elogio del conde de Egara en el que le califica de patriarca y hace un llamamiento a todos para que se agrupen y formen el ideal grande del que tienen que salir hombres que imiten al homenajeado

—Corresponsal