domingo, 29 de junio de 2014

La Vanguardia, Edición del sábado, 31 julio 1926, página 12

MATADEPERA

La festividad de San Jaime se ha celebrado en esta población con el esplendor acostumbrado, siendo el acto más importante la apertura de la exposición escolar, a la que asistieron las autoridades y numeroso público.

Las horas que permanece abierta la exposición se ve concurridísima de público, que elogia la labor que está llevando a cabo el maestro don Domingo Palau Vidal, por cuyo motivo recibe efusivas felicitaciones.

El digno párroco-rector de esta localidad, don Jaime Torres Cusco, nos ha dado una prueba más de su claro ingenio y del interés que tiene por la iglesia parroquial de este pueblo, levantada gracias a su gran celo. Ha construido un sencillo aparatito que hace en la santa iglesia de nuestro pueblo las veces de cepillo. Es de madera pulida, y por un ingenioso mecanismo pide, por una parte, una limosna para las obras del templo, y seguidamente, el mismo mecanismo, da las gracias al donante. Llamó poderosamente la atención esta novedad, que es el tema obligado de todas las conversaciones y felicitaciones a su autor.

Se encuentra fijado en el tablón de anuncios de las Casas Consistoriales el repartimiento general del semestre 1926 con los documentos que sirvieron de base para la imposición de cuotas, a los efectos de reclamación.

Reunida la junta de la Sociedad de Cazadores de esta población, entre otros tomó el acuerdo de requerir de una manera imperativa a sus guardas de campo una estrecha vigilancia, a fin de dar alcance a poco escrupulosos cazadores, que empiezan su campaña sin freno para esperar al tiempo legal, tiroteando a diestro y siniestro, con grave perjuicio para la caza.

—Corresponsal.