miércoles, 10 de septiembre de 2014

La Vanguardia, Edición del domingo, 13 marzo 1927, página 28

RELLINÁS

El domingo próximo pasado se celebró por primera vez en esta localidad la Fiesta del Árbol, organizada por el maestro nacional don Ernesto Negre.

A las cuatro de la tarde se dirigieron al lugar designado para la fiesta los alumnos de la escuela, con banderitas nacionales y cantando patrióticos himnos, seguidos de las autoridades y de un inmenso gentío.

Llegados en el sitio de la plantación ocupó la presidencia don Luis Prats, que ostentaba la representación del gobernador civil, su distinguida señora, el alcalde y todas las demás autoridades locales.

El señor cura párroco bendijo las moreras que debían plantarse y acto seguido el secretario del Ayuntamiento don Antonio Bonsfllls, explicó con claros conceptos el origen de la fiesta y su institución en España, siendo muy aplaudido.

Varios alumnos con discursos y poesías admirablemente recitados y muy apropiados a la fiesta, cantaron las glorías y bellezas del árbol y de la vegetación en general. Todos fueron muy felicitados.

Plantados que fueron por los mismos alumnos las moreras, donativo del señor Prats en terreno de su propiedad, hizo uso de la palabra el celoso y culto maestro señor Negre.

Fue su discurso una brillante y clara explicación de la Fiesta del Árbol y su finalidad, recogiendo muchos y merecidos aplausos. Al terminar propuso que una de las moreras se dedicara al reinado dé S. M. Alfonso XIII; otra, al gobierno del general primo de Rivera y una tercera que fuese como expresión de agradecimiento del pueblo para el señor Prats.

El señor cura párroco, con frases muy acertadas, elogió la fiesta y su admirable organización.

Al levantarse el señor delegado del gobernador civil fue objeto de muchos aplausos. Con vibrantes frases discursó sobre la patria, la cultura, el árbol y el niño. Prolongados aplausos se le tributaron al terminar su discurso. Al decirle a la multitud allí reunida si aceptaba la proposición hecha por el señor Negre, un sí de todos los presentes resonó por todas partes.

Luego se repartió una espléndida merienda a los alumnos, costeada por el Ayuntamiento y un bolso de bombones a cada uno, regalo del señor Prats.

Fue una fiesta muy simpática y a las muchas felicitaciones que recibió el señor Negre, por el entusiasmo y acierto con que sabe organizar esta clase de fiestas, unimos la nuestra muy sincera.

— Corresponsal