domingo, 24 de abril de 2016

La Vanguardia, Edición del domingo, 15 febrero 1931, página 36

Se celebró un festival artístico organizado por el Centro Aragonés de Tarrasa. Los elementos que tomaron parte en él fueron: el cuadro escénico del Centro Aragonés de Barcelona, el orfeón Goya, la rondalla del citado Centro y un cantador y una cantadora de jotas. Fueron recibidos en la estación de los ferrocarriles de Cataluña, por comisiones de todos los coros y orfeones de esta ciudad, con sus respectivos estandartes, la banda Municipal y nutrida representación de la colonia aragonesa. Inmedaitamente se organizó la comitiva dirigiéndose a la Casa Consitorial, donde se cantaron unas coplas de salutación a Tarrasa y a su gobierno municipal. De allí se dirigieron al teatro Principal, lugar de la fiesta; la sala ofrecía brillante aspecto. Se representó el sainete «Buen tempero» y «La maña de la mañica». El orfeón dio a conocer doce de las mejores obras de su repertorio, en las que cosecharon prolongadas y nutridas salvas de aplausos, que debieron satisfacer asi a los maestros Mayral y Casanovas como a sus discípulos, mereciendo especial mención la cantadora Dolores Viserta después de la función pasaron los artistas y las comisiones invitadas al Centro Aragonés, donde fueron obsequiados con un coktail. Estuvieron representados los centros Goya, Unión Aragonesista y Obrero, de la capital y el Centro Aragonés, de Sabadell.

Prometen revestir gran animación los festejos que se anuncian por las diferentes sociedades recreativas, para los carnavales; además de los tradicionales pasacalles, bailes de trajes, cotillons. etc., son varias las familias de la aristocracia que serán «asaltadas» en sus salones por bellas parejas, que nos consta serán espléndidamente obsequiadas.

—Corresponsal.