lunes, 18 de abril de 2016

La Vanguardia, Edición del sábado, 31 enero 1931, página 28

La Junta directiva del Centro Social, deseosa de que su filial, la novel Juventud Católica recientemente creada en el citado Centro, adquiera toda la importancia que puede y debe tener constituyéndose y desarrollándose dentro de las normas fijadas con carácter universal por Pío XI para las Juventudes blancas—vanguardia de la Acción Católica—tomó recientemente el acuerdo, con el beneplácito del señor prior, de proceder inmediatamente a la reorganización, o, mejor dicho, a la nueva y total organización de dicha Juventud Católica, ateniéndose en absoluto a las normas dictadas por el Soberano Pontífice.

Con tal fin, dentro de breves días quedará nombrado un Comité organizador en el que figuran significados elementos del Centro Social, Juventud Católica y Congregación Mariana, asociación ésta que vendrá a constituir parte integrante de la Sección de Piedad de la nueva Juventud Católica Parroquial.

Persona bien enterada de estos planes nos dice que la organización proyectada—la primera sin duda en Cataluña según los planes del Papa—es vasta y de suma importancia y puede tener gran trascendencia en la vida católica de Tarrasa, como la tiene ya en otros puntos de España—en Galicia especialmente—y en el extranjero.

·         Sala.