martes, 5 de agosto de 2014

La Vanguardia, Edición del miércoles, 24 noviembre 1926, página 13

MATADEPERA

Dolorosamente nos sorprendió el jueves último, la triste noticia de haber fallecido casi instantáneamente doña María Rovira Monistrol madre amantísima del teniente de alcalde de esta localidad don Jaime y de don Juan Argemí Rovira. La señora Rovira modesta, afable, cariñosa, tan sólo afectos supo conquistarse de sus numerosas relaciones y su muerte, no sólo ha venido a sumir en el mayor de los desconsuelos a los deudos todos de la finada, sino que significa también una pérdida muy sensible para cuantos honrándose con su amistad, pudieron apreciar las bellas cualidades que le adornaban.

El entierro, que se efectuó dicho día, constituyó una gran manifestación de duelo dadas las simpatías con que cuenta dicha familia en la localidad.

Descanse en paz la finada y reciban sus desconsolados hijos y demás deudos, el testimonio de nuestro más sentido pésame.

Debido a los recientes temporales, bajó el caudal de la Riera de las Arenas como pocas veces lo hace, trayendo como consecuencia, el que el paso a nivel de dicha riera, ramal a Matadepera de la carretera de Tarrasa a Talamanca, se viera poco menos que imposible para el tránsito de toda clase de vehículos, expuestos a resbalar y caer al abismo. En más de una ocasión hemos solicitado una, rápida mejora, si quiere evitarse un día de luto. Sería muy conveniente si no se arregla, cuando menos que la Diputación provincial colocara a la entrada de dicho paso a nivel, una señal o letrero que anuncie el peligro, ya que pasando solamente un solo vehículo, el día que crucen dos, uno de ellos tiene que medir la altura del abismo ocasionándose una horrorosa desgracia.

Por la Junta de la Sociedad de Cazadores de Matadepera, ha sido nombrado guarda de campo el vecino de ésta don Juan R. Compte.

—Corresponsal.