jueves, 7 de agosto de 2014

La Vanguardia, Edición del viernes, 03 diciembre 1926, página 15

MATADEPERA

En el tablón de anuncios de estas Casas Consistoriales, se halla un edicto relativo al arbitrio provincial sobre automóviles, carros, camiones y motocicletas especial de rodaje. Según su contenido a partir del día primero de julio próximo pasado, todos los vehículos de motor mecánico o animal, exceptuando los carros de payés, es decir, los carros de motor animal, que transporten productos de la finca propia o abonos por aquella, deben contribuir por la tasa de rodaje en la cuantía siguiente: Carros de llanta más estrecha que la reglamentaria, cada año, de uno caballería, 15 pesetas; dos caballerías, 22'50 pesetas; tres caballerías, 30 pesetas; cuatro caballerías, 37'50 pesetas, Carros de llantas reglamentarias: Una caballería, 10 pesetas; dos caballerías, quince pesetas tres caballerías, veinte pesetas; cuatro caballerías, 25 pesetas.

Automóviles: Hasta 5 HP de fuerza. 75 pesetas; hasta 10 ídem ídem, 125 pesetas; hasta 15 ídem ídem. 150 pesetas. Camiones hasta dos toneladas, 200 pesetas; hasta cuatro ídem, 300 Motocicletas, 50 pesetas, y motocicetas con sidecar, 60 pesetas.

Debiendo los poseedores de toda clase de vehículo formular la procedente declaración de alta o baja dentro el término hasta el 15 de diciembre provistos de su cédula personal y consiguientemente verificar el pago descrito por terminarse en dicho día el plazo voluntario de tal arbitrio, los que así no lo hicieren incurrirán con el duplo, o triple de dichas cuotas según el tiempo que lo realicen Los puntos de verificar las declaraciones y disponer de los impresos a propósito son en las secretarías de los ayuntamientos y en las diputaciones provinciales.

Asimismo figuran en dicho tablón de anuncios los industriales que según la real orden de 22 de mayo y la inserta en la «Gaceta» de 21 de noviembre últimos, vienen obligados a poseerse del Libro de Ventas.

Por la pareja de la guardia civil de Tarrasa ha sido denunciado a este juzgado un cazador que no iba provisto de la correspondiente licencia de perro.


-—Corresponsal