viernes, 1 de agosto de 2014

La Vanguardia, Edición del viernes, 12 noviembre 1926, página 22

MATADEPERA

Desde el día primero del corriente ha sido suprimido el viaje del auto que enlazando con el tranvía que llega a Tarrasa a las 20 horas, tenía fijada la llegada a esta localidad a las 20’15 horas, viaje que favorecía a las personas que han de actuar por las tardes en esa ciudad.

Ahora, se comenta que es propósito de la empresa de transportes Marimón y Alegre suprimir el auto que sale de la estación eléctrica de Tarrasa a las ocho y llega a ésta a las 8'30 por el cual venía el correo, manera de que pudieran los mataperenses disfrutar de tan importantísimo elemento a primeras horas de la mañana.

Ahora bien supongamos que la empresa, en virtud de su libérrima voluntad, suprime también el coche de las ocho horas de la mañana. Está en su derecho si es que quiere hacerlo. Pero ¿existen o no existen medios a la junta provincial de transportes que pongan a raya a tal empresa? Entendemos que si, y si así fuere, vale la pena y, por la presente nos dirigimos a quien debe preocuparse de ello, de que se estimule este servicio, ya que no debe permitirse por más tiempo que se juegue con la excesiva paciencia de los obligados a viajar, estableciendo un servicio de autos caprichosamente en horas y estaciones del año a su antojo.

La cosecha de setas, especialmente de «rovellons» ha sido este año estupenda, como lo ha sido también el enjambre de buscadores, siendo unánime el parecer de los ancianos que ha sido uno de los años de mayor abundancia, habiéndose cobrado ha días a toneladas.

Prueba de ello, los innumerables autos y camiones que al atardecer de todos los días se observan en los alrededores de la población.

Sigue exhibiéndose con éxito sorprendente en el Cine Trapet la hermosísima película «El botín de los piratas»

     Corresponsal.