sábado, 6 de diciembre de 2014

La Vanguardia, Edición del martes, 11 octubre 1927, página 31

ASESINATO DE UN GUARDA JURADO

El domingo último, a las siete y media de la tarde, cuando el guarda jurado de la Real Asociación de Cazadores de Barcelona Antonio Dinasi Dalmau, de 35 años, casado, se dirigía a su domicilio, sito en la calle de la Torre, al pasar por un torrente, cerca de la calle de Miguel Servet, un desconocido le hizo un disparo de arma de fuego, causándole la muerte instantáneamente.

El agresor, favorecido por la oscuridad y lo desierto de aquel lugar, pudo darse a la fuga.

El juez de instrucción don José Farré, acompañado del médico forense, agentes de policía  y guardias de seguridad y guardia civil, acudieron al lugar del suceso, certificando el médico forense doctor Cadafalch que el infeliz guarda era cadáver y que la muerte había sido instantánea y producida por la herida que tenía en el mentón, el cual estaba completamente destrozado, por lo que se supone que el disparo fue hecho con escopeta cargada con postas.

La policía efectuó algunas detenciones de sujetos a los que se supone que tenían resentimientos con el guarda asesinado, alguno de los cuales, según se dice, habían proferido contra el mismo amenazas de muerte.

— C.