viernes, 19 de diciembre de 2014

La Vanguardia, Edición del miércoles, 16 noviembre 1927, página 26

Por causas que se desconocen esta mañana, a las siete y cuarto el conocido pintor de autos don Alberto Gutiérrez Servas, de 37 años, casado, apostado frente a la casa de la Rambla de Egara, número 215, ha disparado dos tiros de revólver al dueño de la droguería don Ricardo Armengol Cammany, de 31 años y de estado casado. Como este se disponía a abrir la tienda e iba acompañado de su esposa, ésta, al darse cuenta de la agresión, ha empezado a gritar, acudiendo los vecinos y transeúntes que han recogido al herido, siendo conducido a su domicilio, practicándosele la cura de urgencia, diciendo el parte facultativo que una de las balas le ha producido una herida con orificio de entrada y salida en el brazo y otra le ha causado otra herida en el pecho de pronóstico grave.

Mientras esto ocurría, el agresor, señor Gutiérrez, se ha personado en las Casas Consistoriales, donde hay en los bajos instalada la comandancia municipal y ante la puerta se presentó diciendo que había herido al señor Armengol y sin que los guardias pudiesen impedirlo se ha disparado un tiro quedando gravemente herido.

En vista del estado del herido fue llamado a la casa prioral un cura, que le administró los últimos Sacramentos y con toda clase de precauciones fue trasladado al Hospital, donde el médico forense señor Cadafalch ha reconocido al herido, apreciándole una herida de pronóstico muy grave.

El señor juez de primera instancia señor Farré ha practicado seguidamente las diligencias del caso, habiendo causado gran sensación el suceso, por tratarse los protagonistas de personas muy conocidas en esta ciudad.

— Sala.