domingo, 23 de octubre de 2016

La Vanguardia, Edición del martes, 10 mayo 1932, página 9

En el Teatro Principal de Tarrasa, se celebró el domingo un mitin organizado por la juventud catalanista de aquella ciudad, en el que tomaron parte don Juan Torres, don Mariano Solá, don Narciso de Carreras, don José Codolá y el ex ministro señor Ventosa y Clavell.

Todos los oradores coincidieron en destacar la satisfacción que les producía la incorporación de las juventudes de la Lliga.

El señor Ventosa y Clavell dijo que el sentimiento catalanista no representa una manifestación de odio ni de separación.

Nosotros - añade - queremos la Cataluña libre como base de una España grande. Nuestro catalanismo no quiere decir desinterés por los problemas generales de España, sino intervencionismo.

Al referirse por sus campañas por la Península, dijo que éstas se limitaban a señalar los males y proponer soluciones.

Refiriéndose a las próximas elecciones del Parlamento Catalán, el señor Ventosa dijo que en el momento que Cataluña establezca su Gobierno, toda Cataluña debe ser representada. Por este motivo, el orador defiende el sistema proporcionalista.

Es preciso que todos -añadió- obtengan una representación adecuada a su verdadera fuerza. Si una vez establecida nuestra autonomía fracasaran nuestras libertades, se alejarían indefinidamente. Por otra parte, si son los contrarios los que nos la niegan, a la mañana siguiente volveríamos a reclamar. Frente al Estatuto, la Lliga ha abandonado todo partidismo, adhiriéndose al sentimiento unánime del pueblo.

El señor Ventosa terminó su discurso aconsejando que se abran las puertas a todos los que sientan el ideal catalanista, sin tener en cuenta antiguas luchas.

Por la tarde, los oradores fueron obsequiados con una comida, en la que asistieron ciento cincuenta comensales.