sábado, 18 de abril de 2015

La Vanguardia, Edición del viernes, 05 octubre 1928, página 19

El miércoles, a las once de la noche, se declaró un formidable incendio en un almacén de lana establecido en la calle de la Igualdad, número 65.

Los bomberos lograron localizar el fuego, que amenazaba propagarse a las casas contiguas, pero no pudiendo evitar, a pesar de los esfuerzos realizados, que el edificio quedara completamente destruido, así como las existencia que contenía.

Por hallarse ausente el dueño del almacén, don José Arizó Carreras — que se halla en Alemania por asuntos comerciales — no se pueden precisar las pérdidas ocasionadas por el incendio, aunque se supone que son muy considerables.

El edificio pertenece a don Francisco Cardús Vallhonrat y estaba asegurado; lo mismo las materias que contenía el almacén destruido.

Al lugar del siniestro acudieron las autoridades, el alcalde don José Ullés, los tenientes de alcalde señores Roca, Germain y Duran; los concejales señores Domingo, Cadafalch, Pascual y Simeón García; el teniente de la guardia civil señor Pintado, con fuerzas a sus órdenes; el jefe de la guardia municipal dan José Carramiñana, una sección de la Cruz Roja con un botiquín y numeroso público.

— El Corresponsal.