domingo, 13 de julio de 2014

La Vanguardia, Edición del miércoles, 15 septiembre 1926, página 7

Ayer mañana, al cruzar la vía férrea, por el paso a nivel existente en la calle de Consejo de Ciento, de los ferrocarriles del Norte, una mujer llamada Zoila Queller, de 36 años, le cayó encima una paletada de carbonilla encendida que arrojó el fogonero de una máquina de un tren descendente de Tarrasa.

La desgraciada mujer resultó con quemaduras de primer grado, en el hombro derecho y región lumbar, que las curaron los facultativos de servicio del dispensario de la barriada de San Martín.

Luego de asistida de primera intención, pasó a su domicilio, calle de Enamorats, 91, bajos.