lunes, 20 de julio de 2015

La Vanguardia, Edición del miércoles, 28 agosto 1929, página 23

El viernes último de cinco a seis de la tarde, estando trabajando en la reparación de una bomba instalada en el edificio donde hay el transformador eléctrico de la Riera de las Arenas, cerca del vecino pueblo de Matadepera, dos obreros de la casa Vilaró y Compañía, de ésta, por efecto del contacto que se estableció entre un tubo de la bomba, recibieron una fuerte descarga eléctrica, a consecuencia de la cual uno de ellos, llamado Florencio Guilá, falleció instantáneamente, y el otro, Juan Sanclement, sufrió heridas de escasa gravedad.

Los funerales celebrados para el eterno descanso del alma de don Ramón Pont y Bas, se han visto sumamente concurridos, evidenciándose una vez más las simpatías que goza en esta ciudad la familia Pont.

En la carretera de Montcada un auto camión propiedad de la fábrica «Tarrasa Industrial» atropelló al motorista Juan Perich y Castany, de 21 años de edad, habitante en la calle de Gramios, número 5, el cual iba montado en su moto, resultando con rozaduras y contusiones en diferentes partes del cuerpo, y la moto con varios desperfectos.

El comité de Radio-Beneficiencia de la Asociación de Radio-Difusión comunica que ha acordado contribuir con la cantidad de cien pesetas a la suscripción abierta en el periódico local «Crónica Social» para adquirir e instalar un aparato receptor radiotelefónico en la cárcel de ésta ciudad.

Ha salido para Preste (Francia) para practicar su cura de aguas el presidente del Fomento de Tarrasa don Miguel Alavedra y Aurell.

— Corresponsal.