sábado, 28 de marzo de 2015

La Vanguardia, Edición del sábado, 28 julio 1928, página 23

Habiéndosele presentado algún asunto a resolver, ha aplazado su viaje a Suiza, el alcalde de esta ciudad, don José Ullés Jover. Seguramente saldrá la semana próxima.

Ha causado gran sentimiento en esta ciudad el accidente automovilista ocurrido cerca de Gavá y que ha costado la vida a la señora Josefa Onandia viuda de Argemí.

Dicha señora se dirigía a la playa para tomar baños por prescripción facultativa, acompañada de su hija, su hermana Esperanza y su hermano Miguel que conducía el coche, y al llegar cerca de Gavá fue atropellado con gran violencia por el camión número 30.823.

Del accidente resultó muerta la primera y con heridas de bastante cuidado los restantes pasajeros. Su hija tuvo que sufrir una dolorosa cura efectuara por los doctores del Centro Médico de esta ciudad.

Hoy ha llegado el cadáver de la señora Onandia cuyo sepelio se efectuará mañana por la mañana y promete constituir una verdadera manifestación de duelo dadas las simpatías de que goza en esta ciudad la familia Onandia.

Dado el gran número de bajas que ha sufrido en esta dudad la Compañía Nacional de Teléfonos, han salido destinadas a las oficinas de la Central de Barcelona, cinco señoritas telefonistas que prestaban sus servicios en esta ciudad.

Anoche la banda municipal dió su anunciado concierto en el Paseo de Egara siendo muy aplaudida por la numerosa concurrencia que asistió al acto.

Continua en grave estado en la enfermedad que le aqueja, el joven José Gorina, hijo del oficial de oficinas del Instituto Industrial, del mismo apellido.

Esta tarde se declaró un violento incendio en un cobertizo destinado a almacén de maderas y carbón, situado en la calle de Miguel Servet, número 16.

El fuego destruyó totalmente el cubierto y sus existencias.

Las pérdidas se elevan a unas 8.000 pesetas.

— Sala.