jueves, 5 de marzo de 2015

La Vanguardia, Edición del viernes, 25 mayo 1928, página 21

Frente a la Escuela Industrial, bromeando con sus compañeros, el estudiante Salvador Arias, de 18 años de edad, tuvo la desgracia de que se le clavara la punta del paraguas en la región ilíaca, causándole una herida que le produjo intensa hemorragia.

En el autobús que hace el servicio de viajeros de la Escuela a la estación, que en aquel momento pasaba por allí, fue conducido a la clínica del Seguro Tarrasense, donde quedó hospitalizado, habiendo fallecido ayer por la mañana.

Era hijo del odontólogo de esta ciudad don Luis Arias, siendo su muerte muy sentida por toda la población y especialmente por sus condiscípulos de la Escuela Industrial.

— El Corresponsal.